Tipos de colchones y cuál es el mejor para ti

por | diciembre 13, 2018
Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Gracias a que en el mercado podemos encontrar una amplia variedad de colchones, hoy en día podemos tener la seguridad de que cada persona puede usar el colchón que mejor se adapta a sus necesidades. Para que te sea más fácil elegir el colchón perfecto para ti, en este artículo te voy a mostrar los diferentes tipos de colchón y para quien va dirigido cada uno de ellos.

Colchones de muelles

Este tipo de colchón es muy cómodo, gracias a que los mismos han sido mejorados en los últimos años, de aquí que sean una gran opción para tener en cuenta. La principal ventaja de este colchón es que rápidamente vuelve a su situación inicial y se puede comprar con diferentes tipos de firmezas. Dentro de este rango podemos encontrar tres modalidades de colchón.

Los colchones de hilo continuo se recomiendan especialmente para las personas que duermen solas y no se suelen recomendar para dormir en pareja. Este tipo de colchón destaca por ser bastante firmes, sin llegar al punto de ser rígidos.

Para las camas de matrimonio se suelen recomendar más los colchones con muelles embolsados. Cada uno de los muelles del colchón son independientes, lo que quiere decir que el movimiento de una persona sobre el colchón no afecta a la otra. Esto facilita el descanso, de aquí que sean una opción muy demandada por calidad precio.

También podemos encontrar los colchones bicónicos. Este tipo de colchón destaca por encontrarse en la mitad de los dos modelos anteriores. Es decir, usa muelles individuales de doble cono, pero están ligados a una misma estructura.

Colchones de espuma

Es la gama más económica dentro del mundo de los colchones, debido a que son fabricados con espuma de poliuretano. Este material es bastante económico y se nota en el precio del colchón. Este tipo de colchón se puede adquirir en diferentes densidades. Eso sí, es un colchón que se recomienda usar solo en camas de uso ocasional. No se recomienda usar en las camas de uso diario.

Colchones viscoelásticos

Estamos ante un colchón de alta calidad, gracias a que son fabricados con una espuma de mas calidad, aunque es verdad que su precio también es más elevado. Este tipo de colchón ofrece más firmeza y sobre todo una mayor adaptabilidad.

Este tipo de colchón destaca por ofrecer una gran comodidad y como nos recomiendan desde CamaNueva.com, es una gran opción para las personas que tienen que estar muchas horas en la cama.

Colchones látex

La composición principal de este tipo de colchón es el látex. El mismo puede ser de látex natural extraído del árbol del caucho o puede ser un látex sintético, siendo esta última opción la más usada normalmente.

Es un tipo de colchón que no es barato, pero a cambio ayuda a que la persona que lo use pueda disfrutar de un buen descanso. Entre otras cosas, ofrece una gran adaptabilidad al cuerpo, a la vez que ofrece una buena firmeza. Todo esto ayuda a que el sueño sea mejor. Según los expertos, es un tipo de colchón perfecto para las personas que se mueven mucho en la cama. También es una buena opción para las personas que buscan que el colchón se adapte a su figura. Aunque no se recomienda a las personas que sufren vértigos, debido a que en ocasiones puede provocar sensación de ingravidez.

Es un gran material para luchar contra los ácaros, de aquí que sea un buen colchón para las personas que sufren alergia a los ácaros. En cambio, no debe ser usado bajo ningún concepto por las personas que son alérgicas al látex.

Futón japonés

Esta variedad de colchón es menos conocida en nuestro país. Se fabrica con diferentes capas de algodón prensado. Es un colchón bastante duro, de aquí que solo se lo recomiende a las personas que están acostumbradas a dormir sobre superficies duras. Sin olvidar que ofrecer una muy buena amortiguación para disfrutar de un buen descanso sobre el colchón.

Otra de las ventajas de este colchón es que es totalmente biodegradable. Es decir, si eres una persona muy ecológica, este colchón te dará más de una alegría. Eso sí, también tiene puntos negativos. En el colchón se pueden juntar muchos alérgenos como polen o ácaros. Además, el algodón se va desgastando, por lo que es un tipo de colchón que debe ser sustituido cada poco tiempo para disfrutar de una buena comodidad.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest