Tipos de aceites para masajes

por | julio 30, 2018
Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Tipos de aceites para masajes

En el mundo de los masajes existen muchísimos aceites y esencias diferentes que se pueden incluir en los distintos tratamientos. En este artículo te presentamos diferentes tipos de aceites para masajes y te contamos sus distintas propiedades y cuáles es mejor usar en cada caso para conseguir que el masaje sea todavía más inolvidable y relajante.

Los aceites neutros

El primer tipo de aceite que se suele utilizar bastante en el mundo de los masajes son los aceites neutros. Se trata de un tipo de aceites que hacen referencia sobre todo al olor porque muchas personas prefieren los aceites que no cuenten con ningún tipo de aroma porque este tipo de olores les agobian e incluso les molestan. Se trata de un tipo de aceites totalmente neutros que sirven para masajear pero no cuentan con olores extra sino simplemente son buenos para la piel pero no necesitan de aromaterapia para ser efectivos.

Los aceites de masaje naturales

En segundo lugar encontramos los aceites de masaje naturales, que son los que suelen utilizar los profesionales, por ejemplo en este centro especializado. Este tipo de aceites si tienen aroma pero son muy naturales, con lo que el olor que tienen simplemente procede del fruto del que han sido extraídos. Hablamos de aceites como el de almendras, el de jojoba, el de aloe vera, el de oliva o el de lavanda. Son los mejores aceites para las pieles con problemas, tanto las pieles con sensibilidad como las pieles atópicas, porque como no incluyen perfumes y alcohol no dañan la piel.

Los populares aceites esenciales

Asimismo, sin duda unos de los aceites para masajes más populares actualmente son los aceites esenciales. Este tipo de aceites están elaborados con aceites totalmente naturales, pero por norma general se les suelen añadir algo más de aroma, que también es natural pero que sirve para aportar muchísimas más sensaciones a los pacientes e incluso para mejorar sus ánimos. Los aceites esenciales más populares son los que tienen aromas a frutas, sobre todo los cítricos, el aceite esencial de romero, el aceite esencial de lavanda o el aceite esencial de menta. Además actualmente puedes encontrar en el mercado muchísimas variedades de aceites de masajes diferentes que sirven para terminar con el estrés y ayudar a las personas que reciben el masaje a sentirse mucho más relajadas.

Los aceites de efecto frío-calor

Por otro lado también son realmente populares los aceites de efecto frío y efecto calor. Este tipo de aceites son utilizados en deportistas, personas que sufren contracturas, etc. Los aceites de calor, entre los que destaca el popular aceite de Sarajevo, sirven para tratar todo tipo de dolencias musculares aliviando las contracturas y el dolor derivado de malas posturas en el trabajo o durante las horas de sueño.

Asimismo, los aceites refrescantes sirven para enfriar a la persona mientras se está realizando el masaje. Hablamos de aceites como los cítricos o los de menta. Son ideales para utilizarlos en verano o cuando hace mucho calor porque así la persona se siente mucho más fresca y vital aunque el masaje produzca fricción y calor.

Los aceites terapéuticos

Por último hemos seleccionado otro tipo de aceites de masaje especialmente interesantes para todo tipo de tratamientos en los que la persona tenga algún tipo de problema. Hablamos de los aceites terapéuticos y en general se trata de un tipo de aceites con diferentes olores y propiedades que se pueden utilizar desde para tratar cualquier problema muscular hasta para eliminar los problemas de ánimo, conseguir que una persona se sienta mucho más vital o eliminar sus problemas y conseguir que se relaje y ponga sus cosas en orden.

Este tipo de aceites tienen bastantes poderes curativos pero son aceites realmente naturales que pueden utilizar cualquier persona, incluso las que tienen pieles atópicas. Hablamos de aceites especialmente pensados para tratar inflamaciones, actuar como analgésicos y evitar todo tipo de dolores de huesos o musculares.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest