Cabellos grasos

por | Noviembre 25, 2016
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Cabellos grasos

De forma natural nuestro cabello se ensucia. Acumula polvo y otras partículas dispersas en el ambiente, así como células muertas que van desprendiéndose del cuero cabelludo.

Está claro que el nivel de esa suciedad también se corresponderá con la frecuencia con que lavemos nuestro cabello y los cuidados que le dispensemos, pero hay un fenómeno que, a menos que se le den los cuidados precisos, puede ser reiterativo y difícil de reparar.

Se trata del cabello graso, algo que sufren muchas personas y no por descuidadas, sino por ser el resultado de algo característico de su cuero cabelludo.

Causas del cabello graso

La causa principal de que algunas personas tengan el pelo demasiado grasoso o pastoso radica en la producción excesiva de sebo de las glándulas de su cuero cabelludo.

Esto no responde a una disfunción o anomalía orgánica, sino más bien a un proceso natural mediante el que las hormonas influyen en las secreciones grasas del  cuerpo. De ahí que en etapas de la vida en las que se producen cambios hormonales significativos, como la pubertad y el embarazo, muchas personas vean como su cabello se torna graso o experimenten otros problemas capilares.

Esa producción excesiva de sebo puede deberse a su vez a varias causas o factores. Entre estos tenemos la herencia genética, los trastornos hormonales causados por algunos medicamentos como las píldoras anticonceptivas o los típicos de períodos como los ya mencionados, cuidados inadecuados del cabello y el hecho de que el cabello sea muy fino o lacio, con lo que cada vello deja de aprovechar la grasitud natural y deposita el exceso en su superficie.

Con respecto a los cuidados inadecuados, la mayoría están relacionados con lavados incorrectos y el uso desmesurado de champú y otros productos químicos, que impactan en el pH de la piel y favorecen la secreción excesiva de las glándulas sebáceas.

Por suerte, ya sea debido a genética o a descuidos, el cabello graso puede ser tratado para hacerlo mejorar en esplendor y salud.

Para ello lo primero es comprender que se debe lavar con más frecuencia que otros cabellos, preferiblemente con un producto suave y un acondicionador o crema de enjuague liviana. Lo mejor cuando se hace esto es evitar el cráneo para no favorecer una mayor producción de sebo y enfocarse en lavar bien las puntas y el resto del pelo.

Asimismo,  el enjuague debe hacerse con esmero, cuidando eliminar todo el producto aplicado.

Remedios caseros para el cabello graso

Afortunadamente para quienes lo tienen, para los cabellos grasos existen muchos remedios caseros, la mayoría de los cuales suelen funcionar. Estos que a continuación reseñaremos deben aplicarse sobre el cabello húmedo y recién lavado, y se debe dejar que actúen hasta que el pelo seque, sin enjuagar.

Así, un remedio casero muy fácil es tomar enjuague bucal y diluir un poco en nueve porciones de agua tibia, que entonces se aplica directamente sobre el cuero cabelludo con la ayuda de un algodón. El enjuague bucal permitirá reducir las bacterias del cuero cabelludo, como mismo hace con las de la boca.

Otro remedio consiste en preparar una infusión de té de menta y dejarla enfriar para luego agregarle dos cucharadas de vinagre de manzana. Este preparado se aplica con masajes sobre el cuero cabelludo y se deja secar para obtener el máximo de beneficios.

Por último, un tercer remedio casero, muy utilizado tradicionalmente, es hacer un enjuague de limón a partir de la mezcla del jugo de este con una taza de agua tibia, para aplicarlo masajeando el cráneo.

Otros remedios posibles son enjuagues con vinagre de manzana o alguna bebida alcohólica de alta graduación, siempre mezclados con agua y aplicados mediante masajes.

Mejores champús para el cabello graso

En el cuidado y tratamiento a los cabellos grasos resulta importante escoger bien los champuses a emplear, ya que muchos de los que abundan en el mercado pueden hacer más mal que bien.

En este sentido, a continuación te reseñaremos los beneficios de tres que consideramos están entre los mejores.

Champú anti-residuos de Neutrogena

Gracias a sus ingredientes, este champú permite eliminar eficazmente el sebo del cabello graso, así como otros residuos. Si se emplea para hacer un lavado a fondo una vez por semana, se podrán obtener excelentes beneficios en poco tiempo, materializados en un pelo brillante y limpio.

Champú cremoso de Opalis para pelo graso

Lo mejor de este champú cremoso para pelo graso es que se puede emplear todos los días porque no perjudica a la fibra capilar. Contiene entre sus ingredientes aceites naturales esenciales y alcanfor, los que regulan la cantidad de sebo en el vello sin desatar efectos adversos ni ser muy invasivos.

Champú de American Crew para pelo graso

Al igual que el anterior y a diferencia del Neutrogena, este champú para pelo graso puede ser empleado todos los días. Destaca por su suavidad y porque sus ingredientes regulan eficazmente la cantidad de sebo, sin resultar muy invasivos. Asimismo, es importante resaltar que este champú tiene resultados duraderos, algo que aquellas con cabellos grasos agradecerán mucho.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest