6 consejos simples para una menstruación más fácil

por | Enero 4, 2017
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

6 consejos simples para una menstruación más fácil

Es la época del mes cuando tienes que ocuparte de dolores y calambres, de inflamación y de una irritación general provocada por tu período. Si sufres de estos síntomas como parte regular de tu ciclo menstrual, prueba estos consejos útiles y obtén algo de alivio.

Hidrátate. Existe el mito de que el agua causa hinchazón y que esta se intensifica durante el período menstrual. Mantenerte totalmente hidratada, en realidad, ayuda a eliminar esa sensación de hinchazón. Beber suficiente agua – por lo menos dos litros cada día – acelerará tu digestión y ayudará a prevenir la retención de líquidos causada por los cambios hormonales en tu cuerpo.

Reduce la sal y la cafeína. Evita los alimentos procesados ​​y rápidos – con altos contenidos de sal – y estarás ayudando a evitar la retención de líquidos y minimizar la hinchazón. La cafeína, que se encuentra en tu café, té o soda diario, puede irritar tu estómago, aumentando la acidez gastrointestinal, empeorando los dolores y aumentando la molestia. No tienes que renunciar a tu taza de café matutino, solo trata de limitar su consumo.

Toma suficiente calcio. Los alimentos ricos en calcio, como el brócoli, yogur, col y leche,  combaten naturalmente los espasmos musculares y te ayudarán a evitar los calambres. Las mujeres necesitan por lo menos 1,200 mg de calcio al día, y la forma de obtenerlo es tuya, ya sea con la dieta o con suplementos nutricionales. Las verduras de hoja verde, como la col rizada y las espinacas, tienen la ventaja añadida de una dosis adicional de vitaminas que pueden ayudar a aligerar tu flujo de sangre.

Consejo rápido. El dolor menstrual y los calambres se pueden reducir con medicamentos como el ibuprofeno, aspirina o naproxeno. Si tienes un ciclo menstrual regular, tomar una de estas píldoras un día antes de que tu período comience puede librarte de la incomodidad normal. Más en periodomenstrual.com.

Añade ejercicio moderado. Estira tus músculos abdominales con un entrenamiento suave. Aunque no te sientas lo suficientemente enérgica como para realizar tu rutina física normal, un aumento del flujo sanguíneo en tu región pélvica te dará alivio rápido de los calambres. Un paseo o correr, nadar o estirarse puede aliviar mucho la incomodidad de tu período menstrual. El ejercicio también libera endorfinas en tu sistema, lo que te hará sentir más relajada, previniendo así el endurecimiento de los músculos, que son un precursor de los calambres.

Come un poco de chocolate. Una dosis diaria de chocolate durante tu período es ¡justo lo que el doctor te recetó! Un cuadrado de chocolate negro estimula las secreciones de serotonina, que te dan sensación de bienestar y suaviza la irritación, ansiedad y los cambios de humor que puedas estar experimentando.

Aplica calor. Coloca una almohadilla de calor durante unos minutos en tu abdomen. El calor relajará los músculos apretados y aliviará los calambres.

Asegúrate de que tu ingesta de vitaminas es suficiente a través de opciones de alimentos inteligentes o el uso de suplementos cuando sea necesario. Las vitaminas B ayudarán con la inflamación, y la vitamina C y el zinc son esenciales para un sistema reproductivo femenino saludable.

¡Sigue estas pautas sencillas para lograr que tu próximo período sea prácticamente indoloro!

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest