Todo lo que debes saber antes de hacerte una cirugía de aumento de pecho

por | enero 18, 2018
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Las cirugías de aumento de pecho son unas de las más demandadas alrededor de todo el mundo. Muchas mujeres están inconformes con el tamaño de su pecho, por lo que deciden someterse a esta operación para conseguir, por fin, el pecho que siempre han querido tener.

Ya sea por exceso o por defecto lo que no se puede negar es que las operaciones de aumento o reducción de pecho son unas de las cirugías más comunes en cualquier país. Si tú también estás pensando en hacerte una de estas operaciones, el mejor consejo que te podemos dar es que te informes muy bien de todo el proceso, para estar en las mejores manos y obtener los mejores beneficios y resultados.

El aumento de pecho

Los pechos femeninos son y han sido siempre una de las máximas expresiones de feminidad que existen en nuestro cuerpo y, por este motivo, muchas mujeres no terminan de estar conformes con el tamaño que les ha tocado.

Los cánones de belleza impuestos por la sociedad también suponen un cambio en la mentalidad de las mujeres que, por una cosa o por otra, sienten que deben hacer un cambio en su cuerpo para sentirse completas y a gusto con su físico.

Ya sea por aumento, por reducción o por elevación, la cirugía de pecho es una de las operaciones de medicina estética más demandadas, en España y en casi todo el mundo. Dentro de todas estas cirugías, el aumento de pecho es el más popular.

Los implantes mamarios

En relación con la operación de aumento de pecho, una de las cuestiones más esenciales es la que atañe a los implantes mamarios. Aunque, desde hace años, corren muchos mitos sobre ellos (como que impiden la lactancia o dificultan el diagnóstico de un cáncer de mama) lo cierto es que la gran mayoría son falsos.

Los implantes mamarios, eso sí, conllevan un cuidado y una revisión para asegurarse de que siguen en perfecto estado y que no afectan al organismo. Actualmente, aunque depende del tipo de implante, se suele recomendar una revisión para su sustitución cada 10 o 15 años.

Los implantes que se utilizan en una operación de este tipo suelen ser, básicamente, o bien de silicona o bien de silicona y suero salino. Existen dos tipos de formas genéricas también para escoger: redondos o anatómicos (más naturales).

La cirugía de aumento de pecho

La cirugía para el aumento de pecho es relativamente sencilla. Se suele utilizar anestesia general para la intervención pero el cirujano plástico puede optar por utilizar anestesia local si lo considera más oportuno.

Los implantes suelen colocarse de dos formas, dependiendo de la anatomía de la persona que se someta a la operación: bien por la axila (recomendada para las personas más jóvenes por la casi invisibilidad de la cicatriz) o bien por el área submamaria.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest