Trasero. Glúteos

por | Noviembre 4, 2016
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Trasero. Glúteos

Trasero perfecto

El trasero o glúteos es una zona de nuestro cuerpo que a veces descuidamos pero que siempre queremos tener perfecta.

Es un símbolo erótico y sensual, y no hay hombre ni mujer que se resista a admirar un culo bonito.

Nos preocupa que el nuestro esté caído o fláccido, y eso sin nombrar nuestro peor enemigo, la celulitis.

¿Pero qué características hacen a un trasero atractivo?

La característica más importante es firmeza, seguida por forma y tamaño.

En realidad estas condiciones hacen difícil tener un trasero perfecto. Pero por ser mayormente músculo, es una parte de nuestro cuerpo que puede cambiarse y mejorarse.

Pero no debemos desesperarnos. En esta sección de Bellezaysalud.biz queremos que luzcas un trasero envidiable y para eso te damos algunos consejos y ejercicios que te serán útiles para mejorar su aspecto.

1. La escalera, tu gran aliada.

Con el simple hecho de subir y bajar el equivalente a 20 pisos al día (suponiendo una media de 25 escalones por piso) conseguirás tonificarlo. No te olvides de calentar primero para evitar contracturas y lesiones.

2. Para conseguir unos glúteos firmes, coloca tus codos y rodillas sobre una alfombra.

Los codos deberán estar separados a la altura de los hombros, las rodillas juntas, el cuello en línea con la espalda y la mirada puesta en el suelo. Al respirar, eleva la pierna derecha lenta y de forma controlada. Cuando el muslo alcance la altura del glúteo, frena contrayendo fuertemente. Al bajar la pierna, baja con el mismo control hasta que la rodilla roce el suelo. Sin descansar, vuelve a elevar hasta cien veces en dos minutos. Repite los mismos movimientos con la otra pierna.

3. Un ejercicio muy bueno para las caderas y los muslos son las cuclillas.

Existen diferentes formas de realizarlas. Una de ellas es la de situarse con los pies un poco separados a lo ancho de su cadera y agacharse manteniendo la espalda recta. El abdomen debe estar oprimido y las rodillas no deben sobrepasar
la punta de sus dedos en el momento de inclinarse. Repita este ejercicio durante 2 o 3 series de 8 a 12 repeticiones.

4. Montar en bici. Se trata de un ejercicio bueno para el corazón y a la vez trabaja los músculos de las caderas y los muslos. Una buena rutina es la de pasar 30 minutos en una bici estática, pedaleando sin parar.

5. Caminar es otro de los ejercicios que más beneficiará el aspecto de tu trasero.

Si tienes una vida sedentaria, intenta caminar durante una hora al día y verás resultados.

6. Otro ejercicio que tonifica los músculos del trasero es el de apoyar el cuerpo boca arriba con los brazos abiertos en forma de cruz y las rodillas juntas flexionadas a la altura del pecho. Se trata de realizar pequeños movimientos en forma de giros, ladeando la cadera hasta tocar el suelo con la parte lateral de las piernas. Hay que hacer lo mismo con ambas piernas y repetirlo durante 2 o 3 series de 8 a 12 repeticiones cada uno.

7. Coloca tus codos y rodillas sobre el suelo. Los codos deben estar separados a la altura de los hombros, las rodillas juntas, el cuello en línea con la espalda y la mirada al suelo. Flexiona la pierna izquierda haciendo un ángulo de 90 grados y elévala en esta misma posición lenta y de forma controlada.

Al bajar la pierna baja con el mismo control hasta que la rodilla roce el suelo. Sin descansar, vuelve a elevar hasta cien veces en dos minutos. Repite con la otra pierna.

8. Para ayudar a moldear tu figura, posiciónate con los pies juntos y las manos en la cintura. Da un paso al frente y flexiona la pierna de modo que tus piernas formen ángulo de 90º. Puedes aumentar la intensidad del ejercicio sosteniendo unas pesas pequeñas en cada mano. Haz el mismo movimiento con la otra pierna. Repite este ejercicio durante 3 o 4 series de 8 repeticiones alternando cada pierna.

9. Acuéstate boca abajo con la cadera en la orilla de una colchoneta. Las piernas deben estar derechas y los dedos deben descansar levemente en el suelo. Aprieta los glúteos y estira las piernas hasta que estén a la altura de la cadera. Mantén esta posición durante 2-3 segundos, y más abajo permitiendo que los dedos toquen levemente el piso. Repite este ejercicio durante 2-3 series de 8-12 repeticiones.

10. Si no eres muy disciplinada para hacer ejercicio en casa, pero te gustan las actividades al aire libre el excursionismo es una muy buena opción, pues quemas toneladas de calorías y trabajas tus glúteos casi sin darte cuenta. Si lo haces frecuentemente y llevas una mochila, obtienes realmente resultados.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest