Remedios caseros para la vaginosis bacteriana

por | Noviembre 4, 2016
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Remedios caseros para la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es un tipo muy común de infección vaginal. Las bacterias “buenas”, así como algunas bacterias “malas” habitan normalmente en la vagina, y esta infección se produce cuando el equilibrio entre dichas bacterias, buenas y malas, es perturbado.

Los síntomas comunes de esta infección incluyen flujo vaginal excesivo, a veces con olor a pescado, junto con prurito y en ocasiones dolor al orinar. Los expertos no están seguros de qué causa el desequilibrio entre las bacterias vaginales, pero ciertos factores pueden aumentar el riesgo de infección. Tales factores incluyen tener más de una pareja sexual, el consumo excesivo de tabaco y las duchas vaginales.

La vaginosis bacteriana generalmente no es grave y en ocasiones suele desaparecer por sí sola. Pero siempre es una buena idea tratarla tan pronto como aparezcan los síntomas. Algunos remedios caseros simples pueden ayudarte a deshacerte de este molesto problema.

Aquí tienes los 10 de los mejores remedios caseros para tratar la vaginosis bacteriana.

1. Vinagre de manzana. Un excelente remedio casero para la vaginosis bacteriana es el vinagre de sidra de manzana. Debido a su naturaleza ácida, el vinagre de sidra de manzana ayuda a aumentar la acidez vaginal. Esto hace que para las bacterias “malas” sea difícil sobrevivir y crea un mejor ambiente para que las bacterias “buenas” prosperen.

– Añade una o dos tazas de vinagre de sidra de manzana al agua de baño.
– Siéntate en el agua del baño durante unos 20 minutos.
– Sécate con cuidado el área vaginal.
– Haz esto una vez al día hasta que la condición mejore.

2. Yogurt. El yogur es uno de los remedios caseros más comunes para tratar la vaginosis bacteriana. El yogur contiene las bacterias beneficiosas conocidas como lactobacilos, que ayudan a combatir las bacterias malas y a mantener el equilibrio del pH vaginal saludable.

– Sumerge un algodón en el yogur y aplícalo sobre la zona afectada. Deja actuar durante media hora y luego lávate el área con agua fresca. Repite tres veces al día hasta que los síntomas hayan desaparecido.
– También puedes sumergir un tampón en el yogur y colocártelo en la vagina durante una a dos horas. Haz esto dos veces al día hasta que los síntomas desaparezcan por completo.
– Además, tómate dos tazas de yogur natural al día para ayudar a restablecer el equilibrio del pH normal de la vagina y minimizar el crecimiento de bacterias malas.

3. Aceite del árbol de té. El aceite de árbol de té es un antibacteriano natural, además contiene compuestos anti fúngicos que ayudan a matar los gérmenes que causan la vaginosis bacteriana. También combate el horrible olor que viene con la vaginosis bacteriana.

– Añade unas gotas de aceite de árbol de té a un pequeño recipiente con agua tibia y revuelve bien. Usa la solución para enjuagarte la vagina. Haz esto una vez al día durante tres a cuatro semanas.
– Otra opción es añadir tres gotas de aceite de árbol de té y tres tazas de vinagre blanco al agua de baño tibio y luego sumergirse en esta durante media hora. Realice esto cada dos días durante uno o dos meses, según sea necesario.

4. Ajo. El ajo es un antibiótico natural que puede ayudar a tratar la vaginosis bacteriana. Además, sus propiedades anti fúngicas mantendrán a las malas bacterias bajo control.

– Machaca de tres a cuatro dientes de ajo. Úntate este “puré de ajo” en la zona afectada. Déjalo actuar durante 20 minutos y luego enjuágate el área con agua tibia. Sigue este remedio una vez al día durante varios meses.
– Otra opción es envolver un diente de ajo en gasa y colocártelo en la vagina. Déjalo ahí por no más de media hora, ya que puede causar dolor. Utiliza este tratamiento una vez al día durante varios días.
– Además, debes comer ajo en forma cruda o cocida diariamente. Si no puedes tolerar el sabor del ajo, puedes optar por cápsulas de ajo, después de consultar a un médico.

5. Alholva (fenogreco). La alholva es altamente beneficiosa para el tratamiento de la vaginosis bacteriana. Esto ayudará a mejorar el nivel de pH en la vagina y estimular el sistema inmunológico para acelerar el proceso de curación.

– Remoja dos cucharadas de semillas de fenogreco en un vaso de agua durante la noche. Por la mañana, bebe esta agua con el estómago vacío. Haz esto todos los días durante al menos un mes hasta que notes una mejoría en tu condición.
– Mezcla una cucharadita de polvo de alholva en una taza de yogur. Tómatelo dos veces al día durante varios días hasta que tus síntomas desaparezcan.
– Coloca una cucharadita de semillas de alholva en una taza de agua caliente durante unos cinco minutos. Cuélalo, añade un poco de miel y bebe este té dos o tres veces al día, siempre y cuando sea necesario.

6. Leche. La leche contiene bacterias lactobacilos que la hacen un excelente remedio natural para la vaginosis bacteriana. Además, la leche ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

– Sumerge un tampón en la leche fría e insértalo en la vagina. Mantén el tampón en tu vagina durante una o dos horas y después retíralo. Haz esto una vez al día durante varios días para aliviar los síntomas.
– Como alternativa, añade una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche caliente. Bebe esta mezcla una vez al día hasta que tu condición mejore.

7. Aceite de coco. El aceite de coco es un antiviral natural, además tiene propiedades antibacterianas y anti fúngicas que pueden matar los gérmenes que causan la vaginosis bacteriana y evitar que se repita.

– Aplica aceite de coco orgánico en la zona afectada tres veces al día hasta que tu condición mejore.
– Como alternativa, empapa un tampón en el aceite de coco orgánico e insértalo en la vagina. Déjalo por un par de horas. Enjuaga el área con agua tibia a fondo después de eliminar el tampón. Haz esto una vez al día durante varios días.
– Asimismo, usa aceite de coco en tu cocina tanto como sea posible para estimular tu sistema inmunológico y acelerar el proceso de curación.

8. Lila india. La Lila india, también conocida como neem o margosa, contiene propiedades antibacterianas y anti fúngicas que ayudan a reducir la picazón y la inflamación, así como matar a los gérmenes que causan esta infección.

– Calienta un puñado de hojas de margosa en una sartén. No es necesario añadir agua o cualquier líquido.

Deja que las hojas se enfríen y luego muélelas en un polvo fino.
– Mezcla dos cucharaditas de polvo con un poco de agua para hacer una pasta.
– Aplica la pasta en y alrededor de la vagina. Déjala durante media hora y luego enjuágate con agua tibia.
– Haz esto dos veces al día hasta que tus síntomas hayan desaparecido por completo.

9. Bolsas de té. Los taninos presentes en el té tienen propiedades antibióticas y astringentes que ayudan a calmar la sensación de ardor, así como reducir la hinchazón y la irritación.

– Remoja una bolsa de té en agua caliente durante 10 a 15 minutos.
– Coloca en el refrigerador durante unos minutos para enfriarla.
– Aplica la bolsa de té externamente en la zona afectada para aliviar el picor.
– Sigue este remedio tres o cuatro veces al día durante unas semanas para eliminar la infección por completo.

10. Aceite de Orégano. El aceite de orégano contiene dos propiedades, antibacterianas y anti fúngicas, y se puede utilizar para combatir los gérmenes responsables de la vaginosis bacteriana. También puede prevenir efectivamente la recurrencia de la infección. Para el tratamiento de la vaginosis bacteriana, utiliza aceite de orégano que no contiene alcohol.

– Mezcla tres gotas de aceite de orégano con una cucharada de aceite de oliva. Aplica en la zona afectada y deja actuar durante dos horas. Haz esto una vez al día hasta que se note una mejoría.
– Alternativamente, mezcla tres gotas de aceite de orégano en un vaso de agua tibia. Bebe dos veces al día. Continúa este tratamiento durante uno o dos meses.

Con estos recursos, se puede controlar fácilmente los síntomas de la vaginosis bacteriana e incluso impedir que se repita. Sin embargo, si no ves ninguna mejoría en dos semanas, consulte a su médico.

Referencias

• MedicineNet, Inc. – Owned and Operated by WebMD and part of the WebMD Network. Mar 2015. Enlace
• WebMD, LLC. (“WebMD”) – Over 100 nationwide doctors and health experts across a broad range of specialty areas. Feb 2015. Enlace

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest