Leucorrea y embarazo

por | Noviembre 4, 2016
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leucorrea y embarazo

La mayoría de las mujeres experimentan mayores niveles de flujo vaginal durante el embarazo y en el segundo y tercer trimestre del mismo, puedes notar incluso más flujo vaginal que antes. Esta descarga se llama “leucorrea” y no es algo por lo que debas preocuparte. Es un síntoma universal del embarazo, aunque algunas mujeres la sufren más abundantes que otras.

Algunas mujeres embarazadas tienen flujo vaginal abundante y están obligadas a llevar protectores diarios para proteger su ropa interior(es muy importante que nunca uses tampones para absorber la descarga extra). Otras mujeres embarazadas sólo notan el flujo vaginal cuando limpian sus genitales después de usar el baño. En general, la leucorrea varía de mujer a mujer.

¿Qué es la leucorrea?

Probablemente has experimentado leucorrea antes del embarazo, aunque no tan abundante y continua como ahora. La leucorrea no debe tener ningún olor, en todo caso un olor muy suave. Este flujo vaginal normal es lechoso (blanco) o de color crema, y su consistencia es espesa y pegajosa.

Es una mezcla de la flora bacteriana normal de la vagina, las células viejas que se desprenden de las paredes vaginales y las secreciones de la vagina y el cuello uterino. Los niveles más altos de estrógeno en tu cuerpo durante el embarazo son los culpables de esta descarga.

Causas del aumento de la descarga vaginal durante el embarazo

Durante el embarazo el nivel elevado de estrógeno en tu cuerpo hace que las células que recubren la vagina se multipliquen en número, también espesa la capa de músculo en tu vagina y estos cambios vaginales pueden contribuir al aumento de la descarga.

La leucorrea es molesta, y por desgracia, no va a desaparecer pronto. Al acercarse la fecha del parto, se hará más y más abundante. En el tercer trimestre del embarazo es posible que tengas dificultades para distinguir la diferencia entre el flujo vaginal y el líquido amniótico.

Algunas mujeres tienen la preocupación de que el aumento de flujo vaginal pueda ser un signo de pérdida de líquido amniótico. A diferencia del flujo vaginal; que es de color lechoso y pegajoso en consistencia, el líquido amniótico es generalmente claro con un tinte ligeramente amarillo.

¿Cómo hacer frente al aumento del flujo vaginal?

Para hacer frente a todo este aumento de flujo vaginal y evitar tener que cambiar tu ropa interior varias veces durante el día, debes usar protectores diarios (no perfumados). No uses tampones y evita las duchas vaginales.

Es importante que mantengas tu área vaginal limpia y sana durante el embarazo. Asegúrate de que siempre te limpias de adelante hacia atrás después de acudir al baño y debes usar ropa interior transpirable, preferiblemente de algodón.

¿Cómo puedo saber si mi descarga es normal o se debe a una infección?

Recuerda que el flujo vaginal es normal durante el embarazo, pero debes consultar a tu médico o proveedor de atención médica si tu secreción es fétida, o si está acompañada de picazón, ardor, o se tiñe de sangre. Todos estos signos podrían ser causados por una infección vaginal, tu médico te proveerá el tratamiento adecuado.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest